Athanai: "La música es libertad"


ANTO VEGA.- Tras dotar de fuerza y sentido a la conjura sonora de Habana Blues, Athanai se encuentra al frente de un nuevo proyecto personal, que ha bautizado como “Creando Milicia”.” La música es libertad “, suele sentenciar y, bajo este convencimiento, ha tomado el camino de llegar a su público sin atajos, de forma directa, dejando aún lado las redes de un mercado propenso a crear espejismos, que acaban devorando la esencia y creatividad de muchos de los artistas que se pliegan ante los intereses comerciales. Y este camino, lo ha tomado con sonidos surgidos de un rock metálico armado con los destellos de un rap vivo, potente y callejero. Sonidos de guitarras metálicas y versos comprometidos, marcan sus pasos musicales, alejados de reclamos que pudieran acercarle a una industria cada vez más apoltronada en la radio fórmula.
Temas como “Di quien fue”, “Trabajar”, “Terrorista” o “Alquiler”, son un reflejo claro de la nueva declaración de intenciones que mueve a este artista, surgido en la vital y enfermiza Habana de los noventa. Allí fue capaz de encontrar su propio espacio de libertad para crear. Y aquí y ahora, vuelve a abrirse camino para dar rienda suelta y continuidad a una obra llena de canciones que respiran compromiso.
Su fuerza interpretativa, que conjuga con sonoridades tan divergentes como el grounge, el funk o el rap, tamizados con su personal toque cubano, conforma un potentísimo directo, dominado por su presencia escénica y el respaldo de una banda que sabe llevar a cabo su propuesta.
Diego Manrique, crítico de El País, le tildó como “una de esas maravillosas anomalías caribeñas que brotan en condiciones desfavorables”. Lo dijo tras la presentación del segundo disco del artista, “A Castro le gusta el rock” (Factoría Autor-2004), en la sala Honky Town. Y fue un acierto, porque la sincera apuesta de Athanai es una potente anomalía, de la que brota energía a raudales, surgida en estos tiempos en que la santificada industria apuesta con entusiasmo por el “más de lo mismo”.
Athanai es, sencillamente, un soplo de aire fresco, en estos días donde abundan las fotocopias musicales de artistas, surgidos bajo el paraguas de discográficas adormecidas. Escucharle en temas como “Muévelo un poquito” o su “Séptimo Cielo” sirve para calibrar todo la calidad que atesora este habanero de nacimiento y madrileño de adopción. Un tipo que enseguida te pone a gozar y que, incluso, sabe interpretar boleros.