Nat King Cole y Orq. A. Romeu - Tú mi delirio (César Portillo de la Luz) 1958



'El Plan B de Nat'...


René Espí. Mayo 2010

La Habana que descubrió Nat King Cole -más que una fiesta- era un delirio. Entre 1956 y 1958, subyugado por el intenso ambiente musical de sus noches y madrugadas, la visitó en tres ocasiones, arrebatando huracanados aplausos desde la pista del célebre cabaret 'Tropicana'.

Aquello fue amor a primera vista. Fruto de la fascinación de ese romance antillano surgió el proyecto de amoldar su voz a las exigencias fonéticas y ritmáticas de un buen número de canciones de creadores latinoamericanos. Entre ellas algunas de autores cubanos, ya considerados clásicos para 1958: 'El bodeguero' (Richard Egües); 'Acércate más', 'Quizás, quizás, quizás' y 'Tres palabras' (Osvaldo Farrés), 'Aquellos ojos verdes' (Adolfo Utrera-Nilo Menéndez) y 'Tú mi delirio' (César Portillo de la Luz).

Relacionada a este último tema regresa la anécdota que conocí a través del inolvidable maestro Manuel Villar, sabio de la radio que en su espacio dominical 'Memorias' -durante más de treinta- años dedicó sus mejores esfuerzos a preservar lo mejor del mapa sonoro cubano.

Resulta que durante la sesión de grabación del famoso album: 'Cole es Español', el cantante, respaldado por la misma banda que en 'Tropicana' dirigía el gran Armando Romeu, no sé sabe por qué razón (teniendo en cuenta que se peleó con un cha cha chá como 'El bodeguero') fue incapaz de dominar la letra de 'Tú mi delirio'.







Previa selección del repertorio, listos los arreglos de Romeu, y ya más o menos controladas aquellas 'erres' que hoy nos resultan más que familiares, ni para atrás, ni para adelante...imposible cantar el tema. Pero, ante esta dificultad (a todas luces insalvable) el mago Nat, reacio a dejar de darse el gusto de interpretar tan hermosa canción, puso en práctica un genial plan B que siempre agradeceremos: virtuosísimo también en la ejecución del piano, puso manos a la obra, nunca mejor dicho.

Burlando la mala pasada que le jugó la fonética, Nat King Cole le arrancó al teclado esta versión instrumental de 'Tú mi delirio' que acompañó la banda del maestro Romeu con aires de bolero y un ligero toque chá al final, después del puente improvisado por el genial músico. La acogida que tuvo por parte del público esta producción habanera de 1958, editada por los sellos Panart y Capitol, aseguró la continuidad de una serie que completarían los albumes: 'A mis amigos' (grabado en Brasil en 1959) y 'More Cole en español'.