Alejandro Gutiérrez, un alma para el bolero y el son




Alma de bolero
Voz templada para el son
Amante del jazz
Andares de guaguanco








Les presento a Alejandro Gutierrez, todo un vacilón: habanero de nacimiento, vallecano de corazón. ¿Su música? de aquí y allá: "13 y 8", Malecón, Café Berlín, Zuristán, Clamores y el Yemayá. Filinero trashumante, corazón con vocación, el Niño y José Antonio se le enredan en la voz………… del bolero al tango mustio, del danzón al rock and roll, ‘Ella prefiere’ o ‘Las Cuarenta’, lista inmensa sin final.

María del Mar lo sabe, pero aquellos que le escuchan se vuelven a preguntar: ¿De dónde son los cantantes? De Pinar, Santiago, El Cerro, Cayo Hueso, Luyanó..…..Qué sé yo! Así que, si un lunes andas por la Puerta del Sol, acércate a La Negra Tomasa, allí le verás cantar a mí me gusta porque es diferente. Alma libre, guitarra y voz inmunizando corazones, eternidad, sencilla y honda canción, con una dosis de Chocolate con churros, derramando luz, a la noche le grita Asere que volá!

Pasión cubana, regada con ron, en crisis o invasiones, aún nos quedan poesía, sentimiento y sabor…..Ale bien lo sabe y nos habla de amor. ¡Qué suene la música! ¡Qué siga el vacilón, con saxo, tumba y clave, y eso sí……….muchísimo calor!

Así que ya lo sabes: ¡Calma tu sed con una pizca de felicidad¡ Y ¡Escúchale rasgar una guitarra!¡Escúchale cantar!...Lo hará sin empastes ni embustes. Lo hará, directo al corazón. Sus acordes, vitaminas para el alma. Sus versos, vacunas contra la soledad.

Entradas populares de este blog

La historia de Longina de Manuel Corona

Ernesto Duarte Brito, en la memoria

Bendita 'Convergencia'